Terapia de familia

La familia es el entorno en el que se construye la identidad de cada persona y se forjan las relaciones con los demás –así como la manera en la que nos relacionamos-. Muchos de los conflictos surgen en el seno familiar, y estos no solo afectan al individuo, sino a sus relaciones más íntimas y a las personas que comparten su vida.

El malestar experimentado por el otro, y más tratándose de alguien con un vínculo cercano, nos afecta de manera directa. Del mismo modo cuando una persona allegada está en un proceso de cambio y bienestar en su vida, esas emociones agradables también nos afectan e influyen en nuestro interior. Dado que se produce una influencia de unos a otros en ambas direcciones, el cambio y movimiento de uno los miembros produce cambios y movimientos en el resto del sistema o, en este caso, núcleo familiar.

La Terapia de Familia atiende a las situaciones personales que cada individuo presenta y que están influyendo o interfiriendo en la armonía familiar.

La intervención en familia permite abordar los problemas desde más perspectivas, la de cada uno de los miembros familiares, dando la información desde todos los ángulos y afianzando el cambio en todos los familiares, ya que, en ocasiones, una persona puede ir creciendo, evolucionando y cambiando, pero si su entorno se mantiene igual, a esa persona le resulta más difícil incorporar todos esos nuevos aprendizajes.

La terapia familiar también es un medio de abordar dificultades, conflictos, bloqueos que se producen en las relaciones dentro del sistema familiar. Permite una mirada más amplia al origen de los problemas.

A través de la terapia familiar nos acercamos a la familia en su conjunto, apoyando a ésta  en el camino de integración de las diferentes y difíciles etapas por las que atraviesan cada uno de sus miembros. Permite atravesar con conciencia etapas de cambio, como: nacimientos de los hijos, separación de los padres, duelo de un familiar, proceso de diferenciación de los hijos/as con los padres, adopciones… Potenciamos el vínculo entre los integrantes del sistema y los recursos de todos los miembros para una mayor comprensión y calidad en la mirada mutua.