Terapia de grupos

La intervención grupal se basa en la idea de que la experiencia de cada persona se refleja en el grupo, permitiendo así la movilización de emociones y escenas de nuestras vidas hacia cada participante.

Se crea un grupo de confianza, lo que permite trabajar las dificultades en las relaciones sociales y los bloqueos y temores, facilitando la apertura al propio mundo interno y la reafirmación de lo que sentimos que somos y queremos ser en nuestras vidas.

De esta manera, el grupo dota a sus miembros de estrategias adecuadas y de recursos adaptativos para el cambio, logrando que la persona se haga responsable de su propia vida y desarrollando así nuestra capacidad de apoyo.